Ignacio Urquizu presentó su último libro en Toledo.

Invitado por el Colegio de Ciencias Políticas y Sociología de
Castilla-La Mancha, el autor ayudó a comprender a los asistentes el
calado de la actual crisis política.

El Colegio de Ciencias Políticas y Sociología de Castilla-La Mancha (CCPCLM) organizó el miércoles 1 de febrero un acto para presentar en Toledo, en la librería Taiga, el libro “La crisis de representación en España”, del politólogo y sociólogo Ignacio Urquizu.
El evento contó con numeroso público, entre colegiados, políticos,
profesores universitarios, periodistas y amigos, que disfrutaron de la
amena intervención del autor y del debate posterior.

El decano del Colegio, Jesús García Verdugo,
dio la bienvenida a los asistentes e inició el acto de presentación del
libro destacando la contribución de esta obra en el debate político
actual.

Jose Antonio García Díaz, politólogo y abogado
toledano, experto en derecho público, introdujo los principales aspectos
de la obra de Urquizu, que analiza los factores que están detrás de la
actual crisis política –crisis de representación y brecha generacional- y
las consecuencias electorales. También destacó el interés del capítulo
titulado “¿Qué esperan los españoles de la democracia?”, un capítulo
fundamental para entender nuestra crisis política, porque de nada sirve
analizar los factores sin la opinión de la ciudadanía. Nadie mejor que
los ciudadanos pueden decir dónde falla nuestro sistema democrático y
por qué sienten una profunda desafección hacia el funcionamiento de
nuestra democracia.

Ignacio Urquizu, profesor de
Sociología de la Universidad Complutense de Madrid y diputado del PSOE
en el Congreso de los Diputados, agradeció la invitación al Colegio de
Ciencias Políticas y Sociología de Castilla-La Mancha y explicó los
factores principales para comprender el calado de la actual crisis
política como crisis de representación, fruto de la profunda desconexión
entre las formaciones políticas y los ciudadanos.

Para el
político turolense el origen de esta crisis se sitúa en el año 2010, con
la crisis económica, el 15-M y las movilizaciones posteriores. Después
de esa fecha, la crisis política se ha visto agravada por la falta de
atención sobre las demandas sociales, la ausencia de diagnósticos,
explicaciones y de propuestas por parte de los principales partidos
políticos.

La política no puede transformarse en hacer aquello
que la gente pide, sino más bien en escucharla a la hora de tomar
decisiones y mostrar empatía por sus opiniones. “La política es
emocional – aseguró Urquizu en Toledo- y debe hacerse cargo del estado
de ánimo de la gente”.

“El primer paso para solucionar nuestros
problemas como sociedad, es hacer un diagnóstico donde los ciudadanos
cuenten qué les está ocurriendo. A partir de ahí – aseguró Urquizu en
Toledo- los representantes políticos tenemos la tarea de dar respuesta a
sus demandas”. Una tarea que reconoció no es nada fácil y que obliga a
introducir reformas que permitan que la gente se sienta representada.

Video completo del acto de presentación: Canal Youtube del CCPSCLM

 

 

Introduce los valores numéricos *